Los Evangelios

Los Evangelios cover art
Instructor: Múltiples Instructores
Lecciones: 5
Disciplina: Nuevo Testamento
Grupo del Curso: Los Evangelios y Hechos

Los primeros cuatro libros del Nuevo Testamento — Mateo, Marcos, Lucas y Juan — son comúnmente conocidos como "los Evangelios". Estos libros explican la vida y enseñanzas de Jesús, y son la base para la mayoría de las distintivas doctrinas del cristianismo. Pero ¿Cómo los cristianos interpretan y aplican estos libros hoy? ¿Por qué tenemos cuatro diferente relatos de la vida y las enseñanzas de Jesús? ¿Acaso estos libros pretendían describir una historia verdadera? ¿Que tan relevante son los puntos de vista de estos libros en el mundo moderno?

Objetivos del Curso:

  • Introducir al espectador a las similitudes y diferencias entre los cuatro evangelios.
  • Resumir la estructura, contenido, significado original y la aplicación moderna de Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

108 min.

Lección 1: Introducción a los Evangelios

Esta lección explora el carácter literario de los Evangelios, su posición dentro de la iglesia, su unidad y variedad.
114 min.

Lección 2: El Evangelio Según San Mateo

Mateo escribió el primer evangelio para explicar que Jesús era el rey de los judíos que trajo el reino de los cielos, a pesar de que Jesús no llegó de la manera como la gente lo esperaba.
114 min.

Lección 3: El Evangelio Según San Marcos

La persecución de los cristianos estaba en la mente de Marcos cuando escribió el segundo evangelio. Marcos contó la historia de la vida de Jesús de forma tal que fortaleció la fe de los antiguos cristianos y los motivó a perseverar a través del sufrimiento.
128 min.

Lección 4: El Evangelio Según San Lucas

Lucas describió a Jesucristo como el que nos salva. La humanidad está perdida y desesperada, sin ayuda ni esperanza, en necesidad de salvación. El tercer evangelio nos recuerda que Jesús murió para salvarnos.
124 min.

Lección 5: El Evangelio Según San Juan

Juan escribió el cuarto evangelio para asegurarles a los creyentes judíos perseguidos de que Jesús era el cumplimiento a las antiguas promesas de Dios hechas a los judíos, que Jesús realmente es el Cristo, el Hijo de Dios. Juan quería asegurarse que se mantuvieran fieles a Jesús y que disfrutaran la vida abundante en él.